AMBLIOPÍA

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Qué es?

Comúnmente llamado “ojo perezoso”, es la disminución de la visión de uno o ambos ojos aún sin que exista un daño estructural del ojo. Ocurre cuando el ojo envía una imagen borrosa al cerebro, lo que impide que el cerebro desarrolle el potencial de visión normal; un ojo ambliope es incapaz de ver bien aun usando la mejor corrección óptica.

La ambliopía se desarrolla en los primeros años de vida, cuando el cerebro está “aprendiendo a ver”; si se trata oportunamente se puede mejorar, pero después de cierta edad (8 a 10 años), la visión no mejora y puede haber un déficit significativo y permanente.

¿Con qué frecuencia se presenta?

Es una enfermedad frecuente; solamente la Ambliopía produce más casos de déficit visual en la infancia que todas las otras causas juntas. El déficit de visión puede ser por uno o por ambos ojos y puede ir de leve a moderado o severo.

¿Qué la ocasiona?

Hay varios tipos de ambliopía.

  • La refractiva, que es la más frecuente, se produce cuando hay defectos de refracción altos y/o asimétricos (diferentes entre un ojo y otro); en estos casos. el ojo  envía al cerebro una imagen borrosa  y el cerebro utiliza solo la mejor imagen, con la consecuente ambliopía del ojo con mayor defecto; este tipo de ambliopía es la más frecuente y no genera síntomas, por lo que el diagnóstico solo se hace si se realiza oportunamente una consulta.
  • La ambliopía por Estrabismo se produce cuando hay pérdidas del alineamiento de los ojos (desviación), que puede ser evidente o en ocasiones ser pequeña y no detectable fácilmente; en estos casos, el cerebro no utiliza la imagen del ojo desviado para no ver doble y ese ojo se ambliopiza.
  • La ambliopía, por deprivación, es menos frecuente y se produce cuando una enfermedad ocular obstruye la visión e impide el desarrollo funcional de la visión; sucede en casos de Cataratas congénitas, Ptosis palpebral (párpados caídos) o cualquier otra enfermedad que comprometa  la claridad del eje visual

¿Cómo se manifiesta?

Todas las causas de ambliopía derivan en una disminución de la visión, que con frecuencia, es en un solo ojo pero puede comprometerlos a ambos. En casos de los defectos refractivos, puede no dar ningún síntoma; las desviaciones pueden ser evidentes para los padres y llevarlos a consultar, pero algunas desviaciones pequeñas pueden para desapercibidas y solo detectarse al examen.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El diagnóstico se hace mediante el examen de la visión y una exploración refractiva  bajo cicloplegia (gotas  que paralizan el sistema de enfoque del ojo); se requiere además un examen completo de las estructuras oculares que incluya la retina.

Si al corregir la causa de base no mejora la visión, aún con la mejor corrección óptica, se hace el diagnóstico de Ambliopía.

¿Cómo se trata?

El primer paso, es la corrección de la causa; en el caso de defectos refractivos la corrección óptica (gafas o lentes de contacto), es el paso fundamental para el manejo de la ambliopía. El manejo quirúrgico es obligatorio, en casos de enfermedades más complejas como la cataratas. Las desviaciones oculares se tratarán de acuerdo a los hallazgos, muchas de ellas requerirán cirugía.

El manejo básico de la ambliopía se hace forzando el trabajo visual del ojo ambliope mediante la oclusión con parche del ojo que ve mejor. De acuerdo a la edad, a la causa y a la severidad de la ambliopía, se definirán las horas y días y la duración de la oclusión. Cada niño es un caso distinto y de acuerdo a esto se definirá su régimen de parche.

En algunos casos, de manejo difícil con el parche pueden manejarse con gotas que pone la visión borrosa del ojo que ve mejor.

La respuesta al tratamiento depende de varios factores: la causa, la edad del diagnóstico, la severidad de la ambliopía, pero es fundamental recalcar que el diagnóstico temprano, el tratamiento oportuno y  la adherencia del niño y sus padres a la terapia con parche depende en gran medida el resultado.

Hay controversia con respecto a la edad máxima en la que se puede intentar mejorar la ambliopía. Generalmente, después de los 10 años la posibilidad de mejoría es muy baja, aunque se recomienda intentar el tratamiento hasta los 14 años.

¿Tamizaje visual: qué es y para qué sirve?

Tamizaje es un examen general que tiene como finalidad detectar casos de enfermedad para que sean remitidos a manejo especializado. Tanto la Academia Americana de Pediatría como las agremiaciones nacionales, recomiendan la realización del tamizaje visual en la infancia para detectar la ambliopía temprana y permitir un tratamiento exitoso.

El primer examen lo realiza los pediatras mediante la valoración del reflejo rojo en los ojos de los recién nacidos, buscando opacidad de los medios oculares. En los lactantes evalúan además del desarrollo de las habilidades de fijación y seguimiento de objetos, las estructuras oculares externas y en forma gruesa el alineamiento ocular.

En niños más grandes se utilizan pruebas de identificación de objetos con cada ojo por separado.

En general,  se recomienda que además del tamizaje visual que se establezca para determinada población, se realice un examen ocular completo al año y, de acuerdo a los hallazgos, un control anual de visión.

Los exámenes escolares anuales evalúan la visión de niños escolares para detectar casos anormales que deberán ser remitidos para examen completo y tratamiento individual.

Tratamiento de la ambliopía: Preguntas frecuentes 

¿Cuando se debe usar parche para tratar ambliopía?

Cuando el oftalmólogo, de acuerdo a los hallazgos del examen, lo indique. Además, debe vigilarse periódicamente la respuesta al parche y hacer los ajustes que que requieren sobre la marcha.

¿Qué tipos de parche pueden usarse?

El parche adhesivo es el más recomendable; estos se ponen directamente sobre el ojo y pueden encontrarse en diferentes tamaños y diseños para niños. El parche “pirata” con banda elástica solo se usa en niños mas grandes que tengan buena aceptación del tratamiento, ya que pueden levantarlo fácilmente.

¿Hay otra alternativa al parche para tratar ambliopía?

Algunos casos de difícil manejo o pobre aceptación del parche, pueden tratarse con gotas cicloplégicas que emborronan el ojo que tiene mejor visión. No todos los casos son buenos para esta modalidad de tratamiento y las ambliopías más severas se benefician más con el parche.

¿Cuánto  tiempo se requiere usar el parche? 

Cada niño es un caso particular. Dependiendo de la edad, de la causa y de la severidad de la ambliopía entre otros factores, se determinara el regimen de oclusión adecuado. De acuerdo al seguimiento de la respuesta se irán haciendo los ajustes necesarios en las horas y días de oclusión y se decidirá cuando suspenderlo.

¿En qué momentos del día es más aconsejable usar el parche y qué actividades son más adecuadas durante el periodo de oclusión?

En general recomendamos que el niño este en casa bajo la supervisión de adultos de confianza y se le estimule a realizar actividades de su agrado que le exijan trabajo visual (television, videojuegos, manualidades). Es importante procurar una aceptación tranquila por parte del niño, lo cual ayude a mejorar su adherencia al tratamiento y por lo tanto mejore el resultado.

¿Es recomendable mandar al niño al colegio con parche?

Depende del caso. Si los padres perciben una buena actitud del niño frente al uso del parche en el ambiente estudiantil y, además, tienen el apoyo para vigilar su uso adecuado, esto puede ser una buena alternativa.

¿Qué se debe hacer si el niño no acepta el parche?

Muchos niños se resisten a usar el parche al principio. Para tener éxito con el parche se requiere que los padres entiendan y acepten su necesidad y tengan la paciencia y la perseverancia para lograr la aceptación del niño.

¿Hay alguna cirugía que mejore la ambliopía?

No. Algunas cirugías pueden requerirse como parte del tratamiento de pacientes con ambliopía; por ejemplo la corrección de estrabismos (desviación), la cirugía de cataratas, la elevación de párpados caídos. Ninguna cirugía por sí misma mejora la visión o cura la ambliopía.

¿Qué pasa si el tratamiento para la ambliopía no funciona?

Si el tratamiento no funciona el ojo tendrá un déficit visual permanente que puede ser leve o severo. En casos unilaterales los niños pueden tener un desempeño normal, ya que ven bien con su ojo sano. Casos severos, especialmente bilaterales, pueden causar deficiencias importantes y pueden requerir el uso de ayudas para baja visión.

Ver Más

Uso de gafas en niños

Uso de gafas en niños

Las principales indicaciones para formular gafas a los niños incluyen: • Mejorar su visión, para así mejorar también su desempeño y evitar

Inicie sesión para acceder a este contenido.